La legislación actual en nuestro país, nos indica que debemos llevar a nuestros perros siempre con un medio de sujeción adecuado, cuando estamos en lugares públicos. Esto ha hecho que comiencen a aparecer parques para perros en diferentes partes de la ciudad. Estos espacios, son los únicos lugares en los que nuestros perros pueden disfrutar e interactuar con sus iguales sin estar atados, ya que es un lugar cerrado y exclusivo para ellos.


Hay diferentes tipos de parques caninos, pero los más comunes son los terrenos planos con suelo de arena, piedras o pasto (sintético o natural); y algunos tienen elementos de agility dentro.
En este tipo de lugares, pueden correr y jugar, sin que exista el peligro de ser atropellados, además de socializar con otros miembros de su especie. Sin embargo, hay que tener ciertas precauciones. Muchas de las personas que van a estos parques, no les prestan atención a sus perros y se desentienden de lo que hacen. Además, te puedes encontrar con todo tipo de perros: unos más nerviosos que otros, cachorros, adultos, agresivos, con mucha fuerza, invasivos, etc.
Para lograr la mejor experiencia para tu perro y para ti mismo, te recomendamos tomar ciertas precauciones al asistir:

 1. Conocer el parque y las normas del lugar antes de ir con tu perro. Lo mejor es que días antes vayas al lugar para asegurarte que todo esté bien. Conversa con personas que van frecuentemente, para que te cuenten cómo funciona el parque. Además, muchos parques para perros tienen carteles informando de las normas de uso. Observa las áreas, el comportamiento del resto de perros y evalúa los riesgos. Lo ideal es que las instalaciones sean seguras, cuenten con un cercado adecuado y haya suficiente espacio para correr.

2. Elige el horario adecuado para asistir, evitando las horas de calor. Esto último es fundamental en verano, cuando los perros son más propensos a sufrir golpes de calor. En horas punta, el lugar puede estar tan lleno de perros, personas tirando pelotas y palos, perros ladrando y humanos conversando. Las primeras veces es mejor que vayas en horarios menos concurridos para que tu perro se acostumbre al lugar y evaluar cómo se comporta.
3. Lleva todo lo necesario: la correa de tu perro, bolsas para las deposiciones y agua para que beba.


4. No lo dejes solo, ya que a pesar de que el recinto está vallado, hay que estar atento si se abre la puerta o intenta escapar. Además de esta forma evalúas si se siente cómodo o si presenta un comportamiento que puede molestar a otros.
5. Si tu perro manifiesta estar muy ansioso o excitado, lo mejor es darle un paseo antes de entrar, para que pueda relajarse y poder asistir de forma más tranquila.
6. Si tu perro está molestando otro (es demasiado insistente o invasivo), sal del parque y no esperes a que el otro se enfade, ya que puede generarse un conflicto.
7. No permitas que haga agujeros o estropee el parque. Si ves que lo está haciendo, dirige su atención a otra cosa. Además, debes recoger sus deposiciones cuando las haga.
8. No entres en el parque con collares de pinchos, ahorque o eléctricos. Son muy dañinos para tu perro, pero además pueden hacerles daño a los otros usuarios del parque.
9. Protege siempre la salud de tu perro y de los demás, no salgas con él a la calle si no ha completado las vacunas, no está debidamente desparasitado o si presenta signos de enfermedad.
10. Evita posibles fuentes de conflictos. Por ejemplo, si tu perro protege recursos, evita llevarle comida o juguetes. Por otra parte, si tienes una perrita que está en celo, tampoco es buena idea que vaya al parque para evitar las peleas que pueden ocurrir entre los machos no esterilizados.
11. Aprende sobre lenguaje corporal canino. Te servirá para distinguir el juego de la agresión, también identificar si tu perro se siente incómodo o temeroso. Los signos de juego son ladridos alegres, saltos, correteos alrededor de los demás, movimiento de la cola. Pero si tu perro, u otro, empieza a gruñir, ladrar de un modo excesivo, erizar su pelaje y ponerse tenso, puede ser señal de que se avecina una pelea.
Podemos hacer los parques para perros lugares mucho más seguros y divertidos entre todos si somos tutores responsables y si conocemos a nuestros perros.

Recuerda siempre consultar a un especialista Veterinario Etologo para evaluar cualquier alteracion del comportamiento que pueda tener tu perro.

NO OLVIDES LLEVAR TU KIT PARA PASEOS

Call Now Button
All search results

Pin It on Pinterest

Shares