El paseo en los perros es una actividad fundamental, la cual deberían poder realizar todos, independientemente a si viven en casa o departamento. Con la cuarentena, hemos empatizado y comprendido lo que significa estar encerrados sin poder salir. Esa sería la vida de tu perro si no lo sacas a pasear.

Los perros necesitan explorar otros estímulos (olores, sonidos), y ejercitarse. Sin embargo, el paseo puede ser todo un desafío para nosotros, si nuestro perro tira de la correa, salta sobre las personas o se comporta agresivo con otros animales. El paseo debe ser algo que ambos, tanto paseador como el perro, deben disfrutar, ya que es un momento de conexión entre ambos y de esparcimiento. Para lograr un paseo armonioso, te entregamos los siguientes tips:

1. Lograr la calma antes de salir: para muchos perros el solo hecho de ver la correa, desencadena un torbellino de emociones y le genera muchas ansias de salir pronto. Para evitarlo se recomienda hacer actividades previas que liberen energía, por ejemplo, entrenar 5 minutos comandos básicos para que logre concentrarse en otra cosa. Una vez que esté tranquilo, podemos ponerle su arnés y correa, entrenar un poco más o jugar con él, y una vez que esté calmado salir. No es necesario que salgas tú antes que el perro, esta es un mito muy antiguo y desmentido, donde se creía que, si dejábamos salir primero al perro, él iba a pensar que mandaba.

2. Seguridad: el perro debe ir con correa durante todo el paseo, tal como lo indica la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas. Esta medida previene accidentes y escapes. Puedes dejar suelto a tu perro en zonas habilitadas y cerradas, pero siempre supervisándolo.

3. Uso de refuerzo positivo: lleva sus snacks favoritos, para poder premiar las conductas deseadas que manifieste tu perro durante el paseo. Por ejemplo, podemos premiarlo cada vez que mantenga contacto visual con nosotros, cuando interactúe correctamente con otros perros o personas, cuando acuda cuando lo llamamos, si no reacciona a los ladridos de otro perro, etc. Además, es muy bueno mantener la comunicación en todo momento. Podemos ir felicitándolo y diciendo “muy bien” cuando vaya tranquilo sin tirar de la correa.

4. Elegir la correa adecuada: muchas personas creen al usar una correa corta, más control tienen sobre el perro. Se ha demostrado que mientras más corta es la correa, el perro va a tender a tirar más de ella, porque no tiene ningún margen de autonomía y simplemente no puede ir donde quiera para explorar y olfatear. No hay necesidad de ejercer control sobre tu perro en todo momento, ya que la finalidad del paseo es poder ir juntos y tranquilos. Una correa larga, le permite mayor libertad de movimiento a tu perro, lo cual lo hará ir más tranquilo.

5. No creer mitos obsoletos: es importante desmentir algunas afirmaciones como por ejemplo, «no permitas que tu perro vaya delante de ti, porque eso significa que te está dominando» o «si tu perro te da tirones, debes tirar tú también de la correa para que sepa quién manda». Estas afirmaciones no tienen base científica y no dan buenos resultados, de hecho, provocan mayor ansiedad en el perro, empeorando la situación.

6. No incomodar a tu perro: si ves algún perro acercarse o personas y no quieres que tu perro se encuentre con ellos porque se puede sentir incomodo, no le des tirones ni lo regañes, ya que puedes generar una asociación negativa. Es mejor llamar a tu perro de forma amable y reforzarlo por caminar en dirección contraria al estímulo que quieres evitar. Tampoco es conveniente forzar a tu perro si no quiere acercarse a otro individuo, así como tampoco lo es prohibirle socializar con otro perro en un contexto adecuado. Para esto, es necesario leer el lenguaje corporal de los perros y evaluar si se pueden saludar o no. También puedes preguntarle al tutor del otro perro si es sociable y si te puedes acercar.

7. Salir en el horario adecuado: en verano debes evitar horarios de altas temperaturas ya que pueden causar malestar en el perro a nivel general, llegando incluso a un shock térmico, así como también se puede dañar la piel de sus cojinetes por el cemento caliente. Además, si tu perro es muy nervioso o poco sociable, elige horarios de menor tránsito de personas para disminuir los estímulos que puedan alterarlo.

PARA QUE EL PASEO CON TU PELUDO SEA MAS ARMONIOSO…

Call Now Button
Todos los resultados de búsqueda

Pin It on Pinterest

Shares