Aprender a ir al baño, en un lugar determinado, no es nada fácil para los perros. Es sólo cosa de ver a los bebés humanos tratando de dejar los pañales; sin embargo, con nuestros perros parecemos tener menos paciencia y les exigimos aprender con rapidez.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es que esto es un proceso, el cual puede ser más o menos lento, dependiendo de cada individuo.

No se debe castigar al perro si se equivoca, ya que esto puede llevar a que él asocie el acto de hacer sus necesidades con castigo, y luego opte por esconderse para hacerlo, por el miedo que se le ha provocado.

Para comenzar:

1) Hay que elegir el sustrato a usar, puede ser pasto natural, pasto sintético, diarios, arena, pañales de perro (sabanillas), etc., y lograr que el perro se familiarice con el material que elegimos y que lo reconozca como su baño.

habitos_baño_cachorro 2) Al comienzo, la superficie destinada para el baño debe ser amplia, es decir, muchas sabanillas por todos lados, para que el perro tenga más opciones donde hacerlo y menos de equivocarse.

3) Cada vez que veamos que nuestro perro tenga necesidad de orinar o defecar, lo colocamos sobre el material elegido y, una vez que termine, lo premiamos. Cuando el perro esté sin supervisión nadie podrá trabajar este ejercicio, por lo tanto, es probable que haga en cualquier parte.

4) Se deben identificar los horarios en que hacen sus necesidades para poder trabajar con ellos. Generalmente ocurre al despertar, después de comer y después de un juego intenso.

5) Cuando se vea que el perro elige ir siempre al mismo sustrato, ya se puede empezar a reducir el área de baño, poco a poco, hasta lograr dejar sólo un lugar en la casa para esto. Durante este proceso, se debe continuar premiando.

6) La limpieza de los lugares, donde el perrito pueda orinar o defecar y que no sean el elegido, mientras está aprendiendo, debe realizarse con productos especializados, para eliminar el olor y también las feromonas depositadas sobre la superficie. De esta forma evitamos que vuelva a repetir la conducta en ese lugar.

baño_perro_orinaOtra cosa importante es que un perro puede estar orinando o defecando en lugares “inadecuados” por distintos motivos, que incluyen: problemas gastrointestinales, problemas urinarios, ansiedad, marcaje, etc. En ese caso se recomienda una evaluación con un médico veterinario o con un etólogo clínico.

 

TU APOYO EN EL NUEVO HÁBITO

Call Now Button
All search results

Pin It on Pinterest

Shares